Tratamientos de oídos en South Florida ENT Associates

En SFENTA, nuestros especialistas en oídos pueden brindar las opciones de tratamiento más novedosas para ayudar a corregir los problemas de los oídos. También ofrecemos procedimientos quirúrgicos de última generación para ayudar a corregir afecciones complejas y crónicas. Sin importar la afección, estamos listos para ayudarte a atenderla.

Servicios que ofrecemos

Pruebas de equilibrio

El oído interno tiene canales circulares que contienen líquido que nos ayuda a mantener el equilibrio. Para pacientes que tienen problemas para sentarse o pararse erguidos, sienten que pueden caerse o se inclinan más hacia un lado, una prueba de equilibrio puede ofrecer una idea de por qué puede estar ocurriendo. Varias pruebas diferentes pueden ayudar a encontrar la raíz de los problemas de equilibrio y proporcionar una ruta para el tratamiento.

Conoce más sobre las pruebas de equilibrio

Higiene de oídos y eliminación de cerumen

La higiene de los oídos es una parte esencial para mantener la salud general, pero puede ser difícil encontrar el equilibrio adecuado. La limpieza excesiva puede provocar infecciones o rupturas, y la limpieza insuficiente puede obstruir los oídos hasta el punto de dificultar la audición. Los especialistas de SFENTA ofrecen servicios de eliminación de cerumen y limpieza de oídos para ayudarte a mantener tus oídos saludables.

Conoce más sobre la higiene de oídos y eliminación de cerumen

Reparación de tímpano perforado

Las infecciones recurrentes, los traumatismos o lesiones en los oídos pueden provocar pequeños pinchazos o desgarros conocidos como perforación. En algunos casos, esto puede curarse por sí solo, pero en otros casos es necesaria una reparación quirúrgica. Los cirujanos en SFENTA pueden usar un injerto de piel o tejido para reparar la perforación.

Conoce más sobre la reparación del tímpano

Tratamiento quirúrgico de infecciones crónicas de oído

Las infecciones crónicas del oído son una afección común tanto para adultos como para niños, y pueden presentar síntomas que afectan la vida diaria. Cuando las infecciones del oído se vuelven crónicas, pueden causar dolor de oído constante y es posible que ya no respondan a los medicamentos. SFENTA ofrece cirugía para ayudar a detener las infecciones crónicas del oído para siempre.

Conoce más sobre el tratamiento de infecciones crónicas del oído

Tubos de drenaje

Cuando el líquido en nuestros oídos no puede drenarse correctamente, puede ocasionar dolor, inflamación e infecciones crónicas del oído. Se pueden insertar tubos en los oídos para ayudar a aliviar estos síntomas. Los tubos son pequeñas piezas de metal o plástico que un médico coloca quirúrgicamente y que proporcionarán un alivio duradero durante varios meses. Pasado este tiempo, los tubos se caerán de forma natural y el orificio se cerrará por sí solo.

Conoce más sobre los tubos para los oídos

Procedimientos quirúrgicos

Los procedimientos quirúrgicos ofrecidos por SFENTA pueden ayudar a los pacientes a lograr cambios funcionales y estéticos. Nuestros cirujanos altamente calificados pueden ayudar a suavizar o remodelar ciertas características, lo que lleva a una mejora en el equilibrio y la armonía facial. También ofrecemos procedimientos quirúrgicos para corregir dificultades funcionales, incluyendo los problemas para respirar por la nariz, que pueden ser causados por un tabique desviado.

Learn More About Surgical Procedures

Background media
Doctor media

¿Por qué elegir SFENTA?

Nuestro objetivo es ayudar a los pacientes de todo Miami a mejorar su salud y encontrar un alivio a largo plazo de sus síntomas. Ofrecemos a los pacientes una red inigualable de médicos acreditados que tienen años de experiencia en el diagnóstico y tratamiento de afecciones del oído. SFENTA también cuenta con un personal de audiología capaz de ofrecer pruebas y tratamientos auditivos según sea necesario para ayudar a los pacientes a tratar sus afecciones auditivas y, al mismo tiempo, mejorar su audición.

Preguntas Frecuentes

¿Qué son los mareos?

Los mareos se pueden describir de muchas maneras, como sentir malestar, inestabilidad o vértigo. El vértigo es un tipo de mareo que se experimenta como una ilusión de movimiento propio o del entorno y suele ser desagradable. Otros experimentan mareos asociados al malestar por movimiento, una sensación de náusea provocada por el movimiento de viajar en un avión, en una montaña rusa o en un bote. Los mareos, el vértigo y el mareo por movimiento se relacionan con el sentido del equilibrio. Tu sentido del equilibrio se mantiene gracias a una interacción compleja de las siguientes partes del sistema nervioso:

  • El oído interno (también llamado laberinto), que monitorea la dirección del movimiento, como girar, rodar, adelante-atrás, de lado a lado y de arriba a abajo.
  • Los ojos, que monitorean dónde está el cuerpo en el espacio (es decir, al revés, boca arriba, etc.) y también las direcciones de movimiento.
  • Los receptores de presión de la piel en las articulaciones y la columna vertebral, que indican qué parte del cuerpo está hacia abajo y tocando el suelo.
  • Los receptores sensoriales de los músculos y las articulaciones, que indican qué partes del cuerpo se están moviendo.
  • El sistema nervioso central (el cerebro y la médula espinal), que procesa todos los fragmentos de información de los otros cuatro sistemas para darle un sentido coordinado a todo.

Los síntomas de cinetosis y mareos aparecen cuando el sistema nervioso central recibe mensajes contradictorios de los otros cuatro sistemas.

¿Qué causa los mareos?

Circulación: si tu cerebro no recibe suficiente flujo de sangre, se siente mareado. Casi todo el mundo ha experimentado esto en alguna ocasión al ponerse de pie rápidamente desde una posición acostada. Pero algunas personas tienen mareos frecuentes o crónicos debido a la mala circulación. Esto podría ser causado por la arteriosclerosis o el endurecimiento de las arterias, y se observa comúnmente en pacientes que tienen presión arterial alta, diabetes o niveles altos de grasas en la sangre (colesterol). A veces se da en pacientes con función cardíaca (corazón) inadecuada, hipoglucemia (bajo nivel de azúcar en la sangre) o anemia (nivel bajo de hierro). Ciertas sustancias también disminuyen el flujo de sangre al cerebro, especialmente las estimulantes como la nicotina y la cafeína. El exceso de sal en la dieta también conduce a una mala circulación. A veces, la circulación se ve afectada por espasmos en las arterias causados ​​por el estrés emocional, la ansiedad y la tensión. Si el oído interno no recibe suficiente flujo de sangre, se produce un tipo de mareo más específico, que es el vértigo. El oído interno es muy sensible a alteraciones menores del flujo sanguíneo y todas las causas mencionadas para la mala circulación al cerebro también se aplican específicamente al oído interno.

Vértigo: el vértigo posicional paroxístico benigno (VPPB), la laberintitis y el síndrome de Ménière (audición fluctuante generalmente en un oído, presión, zumbido en un oído) y algunas formas de migraña son causas de vértigo. El VPPB ocurre cuando cambias la posición de la cabeza (por lo general, acostado o sentado), mientras que las infecciones del oído interno pueden causar laberintitis.

Lesiones: una fractura de cráneo que daña el oído interno produce un vértigo profundo e incapacitante con náuseas y pérdida de la audición. El mareo durará varias semanas y luego mejorará lentamente a medida que el lado normal (otro) tome el control.

Infecciones: Los virus pueden atacar el oído interno y sus conexiones nerviosas con el cerebro. Esto puede resultar en vértigo severo, pero la audición no se ve afectada. Sin embargo, una infección bacteriana como la mastoiditis que se extiende al oído interno destruirá por completo tanto la audición como la función de equilibrio de ese oído. La gravedad del mareo y el tiempo de recuperación serán similares a los de una fractura de cráneo.

Alergias: algunas personas experimentan mareos y/o ataques de vértigo cuando están expuestas a alimentos o partículas en el aire (como polvo, moho, polen, caspa, etc.) a las que son alérgicas.

Enfermedades neurológicas: una serie de enfermedades de los nervios pueden afectar el equilibrio, como la esclerosis múltiple, la sífilis, los tumores, etc. Estas son causas poco comunes, pero su médico las considerará durante el examen.

¿Cómo se tratarán mis mareos?

El médico te pedirá que describas el mareo y respondas preguntas sobre tu salud general. Junto con estas preguntas, tu médico te examinará los oídos, la nariz y la garganta. Se realizarán algunas pruebas de rutina para revisar la presión arterial, la función nerviosa y del equilibrio, y la audición. Puede haber pruebas adicionales como una tomografía computarizada o una resonancia magnética de la cabeza, pruebas especiales del movimiento de los ojos después de usar agua o aire caliente o frío para estimular el oído interno (ENG: electronistagmografía o VNG: videonistagmografía) y, en algunos casos, análisis de sangre o una evaluación del corazón. Tu médico determinará el mejor tratamiento en función de tus síntomas y la causa de los mismos.

With 2 convenient locations across the Orlando area, we’re never far away.

Find your ENT Request Appointment
Contact us media
Accessibility: If you are vision-impaired or have some other impairment covered by the Americans with Disabilities Act or a similar law, and you wish to discuss potential accommodations related to using this website, please contact our Accessibility Manager at (305) 558-3724.